VIDEO

Loading...

sábado, 17 de octubre de 2009


Kioscos interactivos para acercar la e-Administración a los ciudadanos españoles
El proveedor de Tecnologías de la Información Steria ha incorporado a su gama de servicios especializados de Administración Electrónica una nueva oferta dirigida a los organismos públicos consistente en el despliegue e integración de Kioscos interactivos desde los que los ciudadanos podrán realizar todo tipo de trámites electrónicos relacionados con la Administración.
Gracias a estos nuevos canales de comunicación, ubicables en cualquier dependencia pública, los ciudadanos podrán, por ejemplo, acceder a servicios como la actualización de la tarjeta sanitaria, citas médicas, acceso a planes de formación y ofertas de empleo, consulta de expedientes académicos, validación de ausencias escolares y cualquier gestión telemática con la Administración mediante la utilización de firma electrónica Steria facilitará a los organismos públicos los servicios necesarios de asesoramiento y consultoría así como la integración y despliegue de la solución y su posterior soporte y mantenimiento. Las principales ventajas de la utilización de estos kioscos interactivos por parte de la Administración Pública son la reducción de los tiempos de espera y del trabajo burocrático así como un sustancial ahorro de costes para las arcas públicas. Además, los organismos contarán con un canal más para cumplir con la Ley 11/2007 que establece el derecho de los ciudadanos a relacionarse con las Administraciones Públicas de forma electrónica y mejorarán su imagen gracias a los servicios ofertados. “A partir del próximo 1 de enero todas las administraciones están obligadas a facilitar sus servicios on line. Esta transformación requiere implementar estrategias multicanal otorgándole al ciudadano un papel más participativo y, sobre todo, aprovechar al máximo las ventajas de las Tecnologías de la Información. Gracias a los quioscos interactivos, se podrán realizar trámites burocráticos de una forma más ágil y cómoda para el ciudadano, abriendo un abanico de posibilidades para la consulta y la actualización de la información local, autonómica y estatal”, indica Miguel Solano, Consultor de Administración Pública de Steria España.
Fuente: www.cibersur.com

Volver-->
-->
Num=Math.floor(Math.random()*1000000);
document.write('');

Portada > Función pública
Frente al 1% que reclaman los sindicatos
El Gobierno propone que los salarios de los funcionarios suban el 0,3% en 2010
Publicado el 16-09-09 , por Expansión
El Ejecutivo propuso anoche a los representantes sindicales de Función Pública -CCOO, UGT y CSI.CSIF- un aumento del salario de los funcionarios públicos del 0,3% en la retribución salarial y otra subida del 0,3% en la partida correspondiente al plan de pensiones, en ambos casos para 2010, condicionado por una claúsula de revisión salarial en 2012.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega -->
El Gobierno ha propuesto a que los salarios de los empleados públicos (funcionarios y personal laboral) suban el 0,3% en 2010, según la propuesta que se les entregó ayer en La Moncloa.
Los secretarios generales de las federaciones de los Servicios Públicos y de la Ciudadanía de UGT y CCOO, Julio Lacuerda y Enrique Fossoul, así como al presidente de CSI-CSIF, Domingo Fernández, aseguran que todavía no se ha concretado las subidas para 2011 y 2012, ya que la intención del Gobierno es firmar un acuerdo plurianual.
Miguel Borra, miembro de la Ejecutiva Nacional de CSI-CSIF, señaló a EFE que, tal como había propuesto ya el Ejecutivo, se aplicaría una cláusula de revisión salarial para evitar pérdidas de poder adquisitivo en esos dos ejercicios, que entraría en vigor el 1 de enero de 2012. Las cláusulas se activan cuando el IPC real supera al previsto, con lo que se evita que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Según los sindicatos, el Gobierno les ha transmitido que su previsión de IPC para 2010 es de entre el 0,7 y el 0,8%, mientras que en 2009 cerrará a la baja.
Las tres organizaciones sindicales estudiarán hoy en profundidad esta propuesta del Gobierno, al que tienen que dar una respuesta mañana, ya que hay que incluir estas alzas en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010, que tendría que estar aprobado el 25 de septiembre como fecha límite. Según ha señalado esta mañana Radio Nacional de España, lo más probable es que la respuesta sindical sea favorable a las pretensiones del Ejecutivo.
Lacuerda lamentó en nombre de UGT que el Gobierno no haya plasmado por escrito todos los términos retributivos, así como la aplicación de la cláusula. No obstante, mostró su esperanza en que se den todas las condiciones para que los sindicatos puedan aceptar la propuesta del Ejecutivo, ya que su intención es no ser inamovibles.
Borra valoró el que el Gobierno haya decidido dotar a los trabajadores de la administración de una cláusula, así como que haya cerrado con los sindicatos los aspectos que contempla el desarrollo del Estatuto del Empleado Público en materia de carreras profesionales, jubilación y modernización de la administración. Los sindicatos también valoraron de forma “satisfactoria” la Oferta de Empleo Público realizada por el Gobierno, informa Europa Press.
Los sindicatos de funcionarios CCOO, UGT y CSIF arrancaron también el compromiso del Gobierno de flexibilizar en numerosos sectores de las administraciones la política de restricción de personal en 2010. Por ejemplo, en la tasa de reposición, según informa Miguel Valverde.
Siete décimas menosCCOO y UGT reclaman en su propuesta inicial una subida general del 1% en 2010 para el conjunto de las retribuciones de los empleados públicos y del IPC previsto (2%) para los ejercicios 2011 y 2012, “a revisar y ajustar en la negociación anual en función de las variables económicas”.
En previsión de los desajustes que pueda sufrir el IPC, ambos sindicatos piden el establecimiento de una cláusula de revisión salarial que garantice el poder adquisitivo de los funcionarios durante el trienio 2010-2012. Por su parte, CSI-CSIF aceptaría ese 1% siempre y cuando existiera una cláusula de revisión salarial al final de la legislatura.